lunes, 5 de marzo de 2018

Tontos y mas tontos



TONTOS Y MÁS TONTOS.

Una de las tantas frases que atribuyen equivocadamente a Einstein es: “La definición de la locura es hacer la misma cosa una y otra vez, esperando obtener diferentes resultados".

Dejando a un lado la polémica sobre la autoría de la frase, me pregunto:

¿Qué clase de País viene siendo el que cada cuatro años: “Vota por los mismos una y otra vez, esperando obtener un resultado diferente”?

Un País de locos? O un País de tontos y más tontos?

Un País de tontos que no se sorprende de que los apellidos que aparecen en las vallas de publicidad política sean los mismos que aparecen en las páginas judiciales.  Y que esos apellidos sean los mismos por los que votaron sus padres hace décadas, esperanzados en un “País Mejor”. Porque la tontería es hereditaria.

Un Pueblo tonto que se queja a diario de la pobreza, del desempleo, del bajo salario, de la inseguridad, de los impuestos, del terrorismo, de la salud, de la corrupción, pero premia con su voto y elige de  nuevo  a los mismísimos culpables de su mala situación. Ya la tontería nos convirtió en sinvergüenzas.

Una Nación tonta que se come los mismos cuentos de siempre,  contados  por los embaucadores tradicionales, y que corre como oveja asustada hacia el matadero ante el grito del carnicero:  “viene el lobo! El lobo!”. La tontería nos volvió pendejos.

Una Sociedad tonta que sigue creyendo que la causa de todos los males  de Colombia eran  las FARC y no la  Corrupción ni  la Desigualdad sumadas a la  maldita costumbre de los  Colombianos,  de llenarse comiendo la mi..da que  les cae de los Políticos que están arriba gracias a ellos. La tontería nos tiene agradeciendo a quien nos caga.


Se avecinan las elecciones para el Congreso y seguramente Tontolandia está preocupada por Campañas Presidenciales montadas con el miedo a la Venezuelización, al Castro-chavismo,  a  vestirnos como Petro o a tener un amo como Uribe.

No nos damos cuenta que, de los  resultados del 11 de marzo dependerán las alianzas, apoyos y componendas para las Presidenciales, convirtiendo esta fecha en una “primera ronda”. Es muy probable que la Derecha Radical logre la mayoría y esto impulse a sus candidatos, tanto a los mermeladeros como los asusta-niños.


De nada sirve elegir un Presidente que quiera iniciar el cambio que necesitamos, si no  le ponemos Congresistas que lo apoyen, que vayan por el mismo camino. Si lo ponemos a gobernar con  las mismas ratas,  terminarán devorándolo junto con nuestras esperanzas.

Hay que ser muy tonto para salir a votar emberracado, a votar asustado, a votar desinformado, para votar a cambio de un tamal, de un puestico o de un contratico. Y hay que ser más tonto aún para no salir a votar.

Así que, si quiere un cambio, haga algo diferente y empiece este domingo, vote por los que tienen propuestas distintas,  por los que no son los de siempre, vote  por los frescos, por los que renuevan,  por los que NO consideran que la corrupción está en nuestro ADN, vote por  los que no tienen apellido de ladrón electo ni heredaron votos y malas mañas, vote por los que lo representan a Usted y a sus principios y no por los avivatos que siempre lo han tratado como tonto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario